SISTEMA DE INFORMACIÓN CULTURAL

Nombre
Danza del Venado
Información de contacto
Izabal
Datos Generales
Descripción General

Es una danza ceremonial practicada por nuestros abuelos y abuelas, misma que representa la identidad del pueblo maya Q’eqchi’, tienen por objeto agradar al Creador y Formador; es integrado por 23 danzantes más 3 marimbistas quienes son los encargados de ejecutar los 23 sones, es decir, un son para cada danzante; estos últimos, asumen su participación en la danza como algo sumamente sagrado, cada uno de los danzantes debe abstenerse con su pareja durante nueve días, mismo que sirven de preparación espiritual previo a la danza.
Se inicia con la saturación de las máscaras, donde cada danzante debe darle de comer a la máscara que portará durante la presentación de la danza; “Wa’tesink” en Q’eqchi’, que significa “Dar de comer”; luego se procede con la ceremonia maya, en el idioma Q’eqchi’ denominado “Mayejak” donde se hace una ofrenda al Creador y Formar, donde cada uno hace su respectiva petición de protección sobre su vida mientras dure la danza, puesto que, en la cosmovisión maya Q’eqchi’, se cree que cada máscara tiene un espíritu, y con el fin que este no se apodere del danzador, se debe hacer lo anterior dicho. Al momento de finalizar la danza, deberá concluirse con una ceremonia de agradecimiento al Creador por haberles permitido desarrollar la danza sin ningún inconveniente.
En caso, que el danzante no respete los días de abstinencia con su pareja, se dice, que este danzador puede ser apoderado por el espíritu de la máscara o que adquiera a alguna enfermedad que le afecte su vida; no obstante, los ancianos de la comunidad indican que la cura de esto, es prácticamente que los danzantes deberán danzar el son sobre él, mismo que danzó durante la presentación.
Los insumos para la saturación “Wa’tesink” son: pollo criollo macho, cacao, boj, tamalitos, puro, candelas, veladoras, copalpom, incensario, sangre del pollo criollo.
Se ha dicho que son 23 sones, en caso de no completarse, los danzantes se sienten cansados y están susceptibles en ser apoderados por los espíritus de sus máscaras , al menos deberán cumplir por el día danzas 12 a 13 sones, caso contrario, les sucederá lo ya mencionado. Los encargados de dirigir la danza del venado son los marimbistas, quienes conocen los sones y el orden en que debe ser ejecutados cada uno; por ende, cada danzante al momento de concluir un son, deben por respeto, por lo ceremonial y sagrado que es, hacer una reverencia de agradecimiento ante la marimba.
También se dice, que la danza del venado, sirve para pedir la lluvia en las épocas de siembra, además representa autoridad en la comunidad, por ello, los abuelos indican que los líderes comunitarios, alcaldes auxiliares, mayordomos, guías principales deben ofrendar cada 20 días por 2 razones: la primera, en representación de los 20 nahuales del calendario maya y la segunda, es que dentro de los 20 nahuales está el venado mismo que representa autoridad.
Antiguamente solo personas adultas podían participar en esta danza, sin embargo, por la educación que se emplea en la región, ha permitido que jóvenes, señoritas y niños puedan danzar, además es una forma donde la nueva generación vaya conociendo sobre la cultura.

0.000

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


SIC

La Reina Rabin Ajaw “Hija del Rey” en q’eqchi’ es un certamen que se enfoca en elegir a la representante de la belleza indígena en Guatemala y busca rescatar las tradiciones y costumbres mayas (Sandoval y Benavente, 2013).