Menu

Un encuentro con Elena Coché Damián: primera mujer indígena galardonada con la Orden Ixim

Un 9 de agosto de 2013, Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el auditorio del Conservatorio Nacional de Música “Germán Alcántara”, fue el espacio donde se entregó por primera vez, la “Orden IXIM” a la lideresa maya tz’utujil Elena Coché Damián. La orden fue entregada por quien fuera el Presidente de Guatemala Otto Pérez Molina, en presencia de la Vicepresidente Roxana Baldetti y el entonces Ministro de Cultura Carlos Batzín.

La Orden IXIM fue creada en el año 2012, según Acuerdo Ministerial 764-2012 del Ministerio de Cultura y Deportes con el objetivo de “Reconocer a personas destacadas en fomentar y transmitir legados históricos, idiomas, sistemas de escritura y literatura entre otros”.  Es entregada el 9 de agosto de cada año en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, siendo su primera galardona la profesional Elena Coché Damían en el año 2013.

A 10 años de su creación, este martes 9 de agosto de 2022, en otro importante espacio, el centro arqueológico Kaminaljuyú, ubicado en la Zona 7 de la Nueva Guatemala de la Asunción, se dio un encuentro con la lideresa Elena Coché Damián, quien participó en la ceremonia maya en conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas. Se tuvo la oportunidad de conocer en sus propias palabras, las emociones y situaciones vividas al haber recibido hace 9 años la Orden IXIM. 

Es originaria de Santiago Atitlán, municipio del Departamento de Sololá.  Hija de Juan Coché Mendoza, comerciante y agricultor, y de Concepción Damián Sicay, tejedora, artesana y también comerciante. Padres de 5 hijos, siendo Elena la menor. 

Desde niña manifestó su sensibilidad ante las injusticias y desigualdades en su comunidad y padeció los sufrimientos del conflicto armado interno.  Ligada a familia de músicos, también participó en actividades artísticas como el canto y la interpretación de la guitarra, especialmente en la iglesia católica de la comunidad.

A los 18 años se graduó de contadora en la Escuela de Ciencias Comerciales por Cooperativa “Profesor Miguel Ángel Francisco Juárez Pérez” en la ciudad de Chimaltenango. 

Luego tuvo la oportunidad de trabajar en la Tesorería de la municipalidad de Santiago Atitlán.  Allí tuvo un encuentro de mucho sufrimiento con la realidad laboral y social de la mujer.  Sufrió discriminación y se violentaron sus derechos como mujer.  A partir de ello, se impuso trabajar por los derechos de la mujer y la búsqueda de equidad.

En el año 1990, otro nuevo hecho impactó su vida.   La madrugada del 2 de diciembre de ese año se dio la masacre de Santiago Atitlán donde resultaron trece tz’utujiles masacrados por el Ejército de Guatemala. 

Su vocación solidaria la impulsó a acercarse a otras mujeres y promover procesos organizativos a favor de niños, jóvenes y viudas. Esto provocó nuevos padecimientos de discriminación y amenazas.

Sus convicciones la llevaron a crear la organización Flor de Izote, que luego pasó a convertirse en el Comité de Mujeres de Atitlán, para finalmente al legalizarse quedó como Asociación de Mujeres de Desarrollo Integral IIK´- Luna.  Según nos relata IIK´ significa “Luna” en idioma tzútuil y la organización se dedicó a la abuela IIK´, porque fue la Luna quién iluminó los reclamos de los derechos de los habitantes de Santiago Atitlán; también porque la Luna ilumina las luchas por los derechos, por el diálogo y la negociación; es quien al ser con el Sol complementarios desde la cosmovisión maya, mueve al ser humano a buscar la inclusión, la equidad, a estar en contra de la discriminación y buscar el desarrollo y el bienestar para todos.  Agrega que “el saber de los abuelos se traslada a las nuevas generaciones”.

Luego de 20 años de fundación de la Asocación IIK´- Luna, se muestra satisfecha por los logros y aprendizajes: acompañamiento a las demandas de las mujeres y comunitarios, promoción del diálogo como herramienta de las mismas demandas agrarias y del movimiento de mujeres. Siendo así participó en los diálogos y mesas de concertación de los Acuerdos de Paz, fundadora de la Coordinadora de Mujeres Mayas, Garífunas y Xinkas CONMAGAXI. Participó en la Comisión de Resarcimiento apoyando a mujeres viudas del conflicto armado. “Rescatamos las manifestaciones y otras medidas estratégicas para llevar un brazo amigo a las comunidades y promover el diálogo; el diálogo es importante para tener la oportunidad de expresar el sentir de la gente…” agrega Elena Coché Damián. 

Hoy recuerda aquel 9 de agosto de 2013 cuando el Ministerio de Cultura y Deportes le comunicó que había sido electa para obtener el galardón de la Orden IXIM.  Nos expresa que “liderar a nivel nacional no es nada fácil y que fue un honor en el 2013 haya sido la primera mujer indígena en obtener la orden, a propuesta de diferentes organizaciones de mujeres, plataformas y organización indígenas. No me creí, que me reconocieran, me costó aceptarlo, no entendía por qué…” Pero al final agrega que se siente “muy agradecida por la valoración de mi poca experiencia y poco saber, solo soy un instrumento y seguiré siendo un instrumento desde los espacios donde esté para continuar luchando…”

Recuerda también que no fue grato para algunas personas y sectores que recibiera el premio.  “Entiendo que haya malestar de otras organizaciones, pero yo lo recibí porque comprendí que me permitiría abrir puertas y potencializar el acercamiento con las autoridades de turno” expresa Elena Coché Damián.

Otros reconocimientos obtenidos son: reconocida por Nuestro Diario como Nuestro Personaje; Lideresa de Mujeres y Pueblos Indígenas de Guatemala por The Hispanic Awards GT USA. 

Ahora labora en la Sección de Pueblos Indígenas de la Dirección General de Previsión Social del Ministerio de Trabajo y Previsión Social.

Al finalizar el encuentro con la primea galardonada de la historia de la Orden IXIM, invitó al Ministerio de Cultura y Deportes a propiciar un diálogo entre los galardonados para intercambiar experiencias, aportar ideas.  “Necesitamos construir un mundo mejor, la paz se construye en armonía y todos debemos luchar contra la desigualdad y construir un mundo en energía y saberes…que Ajau los bendiga…” concluye Elena Coché Damían que hoy continúa luchando por los derechos de las mujeres indígenas.

SISTEMA DE INFORMACIÓN CULTURAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Reina Rabin Ajaw “Hija del Rey” en q’eqchi’ es un certamen que se enfoca en elegir a la representante de la belleza indígena en Guatemala y busca rescatar las tradiciones y costumbres mayas (Sandoval y Benavente, 2013).